Detecta y trata adecuadamente la displasia de codo en tu perro

Todo lo que necesitas saber sobre tus mascotas

Detecta y trata adecuadamente la displasia de codo en tu perro

Detecta y trata adecuadamente la displasia de codo en tu perro
Ayúdanos! No olvides compartir


Si está notando que su perro está cojeando o está viendo una cojera en su cachorro, podría enfrentarse a la displasia del codo. Si bien puede tratarse, es importante saber cómo se ve la condición para que pueda recuperar a su peludo amigo en sus patas en ningún momento.

¿Qué es la displasia de codo?

Una de las causas más comunes de cojera y cojera en los perros, de hecho, la causa más común de cojera y cojera en la extremidad anterior de un perro, es una afección llamada Displasia del codo. Se produce por anomalías de crecimiento en la articulación del codo del perro. A medida que el perro crece y madura, la condición empeora y conduce a la malformación e incluso a la degeneración de la articulación. Desafortunadamente, cuanto más se degenera la articulación con el tiempo, más dolorosa puede ser la articulación para el perro. La displasia del codo es más común en los perros de razas grandes y gigantes, como los perros perdigueros labradores, perros perdigueros de oro, perros pastores alemanes, rottweilers, Terranova, collies barbudos, perros chow chows y perros de montaña de Berna.

Resultado de imagen para displasia de codo en perros

Signos de displasia de codo en perros

Un perro que sufre de displasia de codo puede tener una marcada disminución de la amplitud de movimiento en la articulación e incluso puede mostrar signos de dolor o malestar al extender o flexionar la articulación. Pueden mantener la cojera alejada del cuerpo y tener cojera intermitente o persistente que empeora con el ejercicio, pero también puede observarse como “rigidez” cuando se levanta por primera vez después de descansar. Si son geriátricos, es común ver episodios repentinos de cojera en la extremidad. A medida que avanza la afección, también puede haber acumulación de líquido en la articulación y puede aparecer una rejilla de hueso sobre hueso a medida que el cartílago continúa desgastándose.

Los perros con displasia del codo comúnmente cojean y otros síntomas pueden incluir cojear después del ejercicio, dificultad para levantarse, articulaciones inflamadas, reticencia para jugar o salir a caminar, disminución del rango de movimiento de uno o ambos codos, y mantener los codos hacia afuera o apretados hacia el cuerpo .

Causas de la displasia del codo

En realidad, existen cuatro enfermedades distintas relacionadas con el codo que pueden conducir a la displasia del codo. Desafortunadamente, si un perro tiene displasia de codo, es posible que sufran más de uno de estos procesos de enfermedad.

  • Proceso Anconeal no unido, donde una placa de crecimiento no se cierra correctamente, lo que lleva a un hueso desprendido que puede causar irritación y degeneración de las articulaciones.
  • Proceso Coronoide fragmentado, donde se rompe un trozo de hueso dentro de la articulación del codo, que irrita el revestimiento de la articulación y hace que el cartílago se desgaste.
  • Osteocondrosis Dissecans, donde un pedazo de cartílago se afloja de la superficie de la articulación, lo que resulta en dolor e inflamación.
  • Incongruencia del codo, donde la estructura de la articulación es imperfecta, causando que el cartílago se desgaste más rápidamente

Cómo diagnosticar la displasia del codo

Si sospecha que su perro sufre de displasia de codo, haga una cita con su veterinario. Su veterinario obtendrá un historial junto con un examen ortopédico y de todo el cuerpo, observará la marcha de su perro y tomará radiografías.

Los rayos X ayudarán a visualizar mejor la articulación, revisando las placas de crecimiento abiertas, las anomalías de conformación y cualquier fragmento óseo que pueda estar causando irritación. Si las radiografías son cuestionables, es posible que su veterinario quiera enviarlas a un radiólogo veterinario para su interpretación. Un radiólogo veterinario es una persona que está certificada por la junta en lectura de rayos X (además de otras imágenes como ecografía, resonancia magnética y tomografía computarizada) y podrá ver mejor los cambios más sutiles en el espacio articular provocado por la displasia del codo. En ocasiones, es posible que se requieran pruebas más avanzadas para un diagnóstico definitivo. Esto puede incluir obtener una IRM y / o usar una aguja y una jeringa para aspirar una muestra de líquido del espacio de la articulación. El líquido de la articulación obtenido se puede analizar para detectar diversas enfermedades o afecciones que podrían estar agravando la afección de su perro.

Resultado de imagen para displasia de codo en perros

Tratamiento

Existen algunas opciones quirúrgicas para perros con displasia de codo. Lo más común es usar un endoscopio de fibra óptica (denominado artroscopia) para ingresar al espacio de la articulación y limpiar cualquier colgajo suelto o trozo de cartílago y / o hueso. Sin embargo, cuanto más avanzada está la condición, más difícil y poco confiable puede ser esta opción debido al grado de artritis dentro de la articulación. En casos más raros, un cirujano certificado por la junta puede optar por un abordaje de articulación abierta en lugar del artroscópico.

El manejo de los síntomas también se puede lograr a través de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (es decir, carprofeno, meloxicam, etc.) y opioides como el tramadol, aunque hay algunas investigaciones nuevas que cuestionan la eficacia del tramadol para el dolor artrítico. Los suplementos para las articulaciones como la glucosamina / condroitina (Dasuquin, Cosequin, Vetri-Flex, Glycoflex) y los suplementos de ácidos grasos esenciales también pueden ayudar a lubricar la articulación y disminuir la inflamación. Las terapias integradoras, como la terapia de frío con láser y la acupuntura también pueden ayudar a disminuir el dolor y la inflamación.

Si a su perro se le diagnostica displasia de codo, su veterinario también puede remitirlo a una Rehabilitación Canina Certificada. Practicante para más actividades de rehabilitación, como la natación, una cinta para correr bajo el agua y ejercicios de rango de movimiento.

Finalmente, el ejercicio saludable es de suma importancia en los perros con displasia de codo. Puede parecer contrario a la intuición ejercitar una articulación que es artrítica, pero equilibrar la cantidad correcta y el tipo correcto de ejercicio puede prevenir la atrofia muscular y el aumento de peso. Los músculos atrofiados y los kilos de más pueden exacerbar no solo la artritis en el codo, sino también cualquier articulación que pueda tener artritis. Consulte con su veterinario de rehabilitación (o veterinario regular, si no es posible ver a un veterinario de rehabilitación) para ver qué tipo de ejercicio sería mejor para su perro.

La mayoría de los perros con displasia de codo responden bien a las terapias anteriores y continúan viviendo vidas felices y saludables. El pronóstico individual de su perro dependerá de su edad, estado general de salud y la gravedad del defecto articular.



Ayúdanos! No olvides compartir